Páginas

LITERATURA: La librería del Señor Livingstone - Mónica Gutiérrez

11/1/18


Título: La librería del Señor Livingstone
Autor/a: Mónica Gutiérrez
Editorial: Autopublicado (puede comprarse en Amazon)
Calificación: 3'5/5
Sinopsis: Agnes Marti es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que permite contemplar la luna y las estrellas en las noches despejadas. Intrigada por la personalidad y el sentido del humor del señor Livingstone, Agnes decide aceptar la oferta de convertirse en ayudante del librero mientras continúa su búsqueda de trabajo. El té de la tarde en el rincón de los románticos, las visitas de Mr. Magoo, las conversaciones con la bella editora de Edward, las cenas junto a la chimenea del Darkness and Shadow y la buena lectura convencerán a Agnes de que la felicidad está en los pequeños detalles cotidianos. Pero aunque Moonlight Books podría parecer un oasis de paz en el acelerado Londres, las extrañas campanillas de su puerta daran paso a los sucesos más inesperados: una noche de tormenta, el inspector John Lockwood...
*Gracias a Mónica por el envío del ejemplar*
La literatura feelgood y yo no nos llevamos muy bien: yo prefiero leer cosas "desagradables" y esta por lo que he visto la encuentro muy Míster Wonderfulera y estoy de esos discursos un poquito hasta las narices y lo feelgood me parece muy surrealista, pero resulta que me llevo bien con Mónica Gutiérrez (también conocida por estos lares como Mónica Serendipia) y al publicar este libro nos ofreció a unos pocos un ejemplar y yo, que por aquellos entonces quería salir de mi zona de confort, decidí aceptar, sin compromiso ninguno. Pero a mi me ha apetecido escribir la reseña. 

La novela está ambientada en el Londres contemporáneo, a donde va Agnes Martí, una arqueóloga  de Barcelona que no encuenta nada de lo suyo en España y decide irse a Londres a probar suerte, pero en un principio el camino es duro... hasta que un día encuentra una librería "escondida" en el barrio del Temple: Midnight Books, regentada por un particular personaje, Edward Livingstone, cuyo local puede verse el cielo ya que es de cristal. Allí, Agnes irá descubriendo lo que de verdad desea y la librería servirá como escape.

En la novela conocemos a Agnes, arqueóloga frustrada en Londres que se convierte en la ayudante de Midnight Books, con el aparantemente cascarrabias Edward Livingstone, que es descendiente del explorador y guarda uno de sus diarios como reliquia en la librería. También encontramos personajes entrañables como Oliver Twist, un niño que quiere pasar las tardes en la librería en lugar de jugar con los niños de su edad y que hará alguna que otra travesura, Sioban, una editora amiga de Edward, Mr Magoo, uno de los clientes asiduos de la librería o el Inspector Lockwood, que investigará un robo y tiene que acudir a la librería. 

En general, no esperaba que la novela me gustase, ya para empezar que el feelgood y yo no somos amigos y que desde el infame Besos entre Líneas, que los blogueros/booktubers escriban libros y se los publiquen, pues me da desconfianza, pero como he oído buenas opiniones de la obra de Mónica y quería darle una oportunidad a lo feelgood, al final el resultado me sorprendió gratamente, tanto que lo incluí en lo mejor leído de 2017, ya que encontré una lectura ligera, amena y bastante divertida. Sí, acabé disfrutándolo como una enana y aunque al principio empezaba un poco lento, al volver a retomarlo ya lo leí casi de un tirón. En resumen, tanto Mónica y yo pensábamos que no me iba a gustar y al final sí me gustó.

Si hay un pero... es la trama amorosa. En mi opinión la encontré bastante típica y algo cliché y el final algo predecible, pero por lo que tengo entendido, el feelgood es así (y por lo cual me echa un poquito atrás), pero por una vez, me voy a quedar con lo positivo y pese a que hay cosas que no me gustaron mucho, la lectura es muy entretenida y recomendable a quienes les guste lo feelgood (conozcáis o no a Mónica) o queráis salir de la zona de confort feelbad, como hice yo. 

3 comentarios:

  1. Qué grande la expresión "wonderfulera", jajajajajaja
    Mil gracias por esta reseña, no me la esperaba por lo que hemos hablado. Cada uno tiene sus gustos literarios, lo entiendo, pero de vez en cuando apetece hacer incursión en novelas que se apartan de nuestro catálogo habitual. Como tú dices, a veces nos sentimos aventureros y salimos de nuestra zona de confort. Pues mil gracias a salirte precisamente con mi señor Livingstone (te confieso que tenía la esperanza que te hiciese un poco tilín por el guiño historiador y por el amor a los libros y las librerías). Muchas gracias! Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa!
    He aprendido un montón de palabrejas nuevas gracias a tu reseña. Pero resumiendo, tampoco soy amiga de lo feelgood. Necesito drama y sufrimiento, siempre en su justa medida por supuesto. Pero eso de leer y encontrarse a gente tan feliciana... como que no.
    Así que de momento no lo incluyo en mi lista. Quién sabe, igual un día mi vida es un dramote y necesito tirar de este tipo de lectura ^^
    Oh y la portada me parece preciosa.
    ¡Besotesss!

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    a mí me pasa como a ti con el feelgood, creo que he leído una novela de este tipo y no me acabó de convencer. Sigo a Mónica en las redes y he leído opiniones muy buenas sobre su libro pero de momento me lo voy a pensar.

    Un beso

    ResponderEliminar